La pregunta del millón

Los anteriores posteos despertaron varias consultas sobre el cepillo y la pasta dental.

¿Por qué ni en los mejores hoteles estos dos elementos no están entre los amenities entregados al pasajero? Repetí la pregunta a la RP. del St. Regis Ciudad de México, que me contestó que la cadena ofrece artículos que no suelen estar en la habitación. “Sólo hay que pedirlos en recepción“, aseguró. Hice la prueba en el St. Regis Punta Mita: pedí cepillo de dientes, dentífrico, desodorante y quitaesmalte. Me trajeron las cuatro cosas, en tamaño normal y de marcas reconocidas -aunque no de lujo-: esta vez no hubo cepillos de aerolínea que arrasan con encías o minúsculos envases que apenas contienen dos gotitas. Al final de mi estadía, me los llevé a casa sin culpa. “You can´t always get what you want” resonaba en mi cabeza. En un hotel de lujo, tal vez sí.

foto: Jonas Bergsten [Public domain]

Próximo post
Post anterior

Comentarios

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0
Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE