Una noche en Hugo

Así se llama este hotel de diseño en el que pernoctamos la última noche del desafío Hotel Tonight. Ese sábado fue agotador: la aplicación nos avisaba que por la Asamblea General de la ONU, los precios de los hoteles eran más altos de lo habitual

y por eso decidimos demorar la reserva para esa noche. Hicimos tiempo con un raid imposible: cena en el favorito de Anthony Bourdain, Gray´s Papaya -hot dogs con un “jugo” de papaya que a mí me pareció yogur con saborizante- y un Bourbon en un speakeasy del West Village. Cansados de caminar, nos decidimos por un hotel cuya tarifa acababa de bajar un 15 % : Hotel Hugo. Hacia allá fuimos.

Resultó un hotel boutique con habitaciones pequeñas decoradas con madera laqueada y muebles minimalistas. El champú y el jabón de Argan, hechos en Italia, me pusieron de buen humor. Antes de ir a dormir, pasamos por el espectacular bar en la terraza: desde allí, se ve el Hudson y el W de Hoboken, tal vez el edificio más alto de la costa de New Jersey. Apagamos la luz y caímos desmayados, no sin antes curiosear el kit “para parejas” que venía junto a las provisiones del minibar: golosinas y bebidas en tamaño “adulto”, como debe ser.

Lo que no nos gustó: la escasez de las cortesías y amenities. En la habitación había un voucher válido para un Prosecco en el bar del lobby. Sólo una copa, a pesar de que éramos dos en la habitación. Y las toallas, mullidas y de esas que secan bien, eran dos pequeños rectángulos que no alcanzaban… De todos modos, el balance fue positivo.

Room 155
Próximo post
Post anterior

Comentarios

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0
Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE