Cuernavaca: “No parece un Holiday Inn”

Los dos Holiday Inn de la capital de Morelos no solo escapan a la fórmula del hotel de cadena sino que evocan un paraíso en medio de la ciudad. Vida de hotel te lo cuenta en detalle

Holiday Inn

Holiday Inn Express de Cuernavaca

Cuando se le pregunta por Cuernavaca, el corporativo mexicano del gigante IHG se sonríe: a apenas 50 minutos de Ciudad de México, dos de sus hoteles, Holiday Inn y Holiday Inn Express & Suites, atraen a viajeros de negocios, paseantes de verano e invitados a bodas -en la capital de Morelos se realizan cerca de 80 casamientos por fin de semana-. “No parece un Holiday Inn”, es el mantra que, palabras más, palabras menos, repiten todos los que eligen pernoctar en alguno de estos dos hoteles de precio medio y férreos estándares de confort. Es un elogio que la marca hotelera inglesa ha sabido aprovechar para difundir a la capital de Morelos, estado afectado por el sismo del 19 de septiembre pero que ha redoblado la apuesta para recibir más turistas.

 

holiday inn

Otra piscina en el Holiday Inn

holiday inn

Terraza para fumadores – Holiday Inn Express & Suites

Piscina infinita – Holiday Inn Express & Suites

Y ¿por qué no se asemejan a ningún otro hotel de la marca? Pues pongamos por caso el estanque de peces que antecede a la alberca del Holiday Inn Express de la ciudad morelense. O la vista a un verdísimo barranco de la mitad de sus habitaciones, muchas de ellas suites que aún conservan el olor a nuevo (el hotel se inauguró en 2013). O la terraza para fumar, que uno imaginaría como un triste rincón para esa marginada tribu que son los fumadores. Pero no: entre árboles centenarios, las reposeras invitan a la lectura y a una copa, y , por qué no, a un cigarrillo. Y no olvidemos el desayuno, que se sirve en un balcón frente a la piscina infinita, o los salones de juntas, a veces  improvisados vestidores donde las novias se maquillan antes de dar el sí.

holiday inn

Holiday Inn Express & Suites: vista desde la mastersuite.

holiday inn

Holiday Inn Express & Suites

Y si de bodas se trata,  su hotel hermano, el Holiday Inn, también tiene su encanto. Con cuatro hectáreas y dos albercas, es un resort íntimo y tranquilo para ir solo, con pareja o en familia. Mientras un gran tule se encapricha por asistir a las fiestas que allí se celebran -cuando se construyó el hotel nadie lo quiso talar, y ahí sigue el árbol, cuyas raíces y tronco ocupan gran parte del salón Frida-,  el Jardín Palapa puede albergar a las 500 personas que elijan congregarse para una boda de día, en medio de buganvilias, espejos de agua y más peces.

holiday inn

Estanque en el Holiday Inn

Para los que se fijan en cosas más terrenales, ambos hoteles superan las pruebas a las que se los somete varias veces por año. Religiosamente, enviados de IGH  llegan sin avisar y eligen habitaciones al azar para revisar que todo esté impoluto -la pesadilla de un hotelero es que alguien encuentre cabellos en una cama recién tendida- . Caso contrario, el hotel, que funciona mediante el sistema de franquicias, perderá su derecho a operar bajo esta marca. Pero, calma, no hay peligro de que esto suceda. Al fin y al cabo, nadie quiere resignar su lugar en la ciudad de la eterna primavera.

holiday inn

Holiday Inn Express & Suites

 

Room 155

Comentarios

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0
Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE